Escríbenos

info@climatek.es

Podemos encontrar tipos de sistemas de calefacción en función de la fuente de energía que utilicen, ¿quieres conocerlos?

Tipos de sistemas de calefacción

Cuando llega el frío todos deseamos la comodidad de una casa caliente donde descansar y relajarnos en un ambiente confortable. De ahí la importancia de escoger buenos sistemas de calefacción que se adecúe a nuestras necesidades. 

Podemos encontrar tipos de calefacción en función de la fuente de energía que utilicen. A continuación te explicamos los tipos de calefacción más importantes que existen en el mercado y sus principales características, para ver si con ello puedes ahorrar calefacción en invierno en casa.

 

Tipos de sistemas de calefacción

 

Calefacción eléctrica

 

La calefacción eléctrica es uno de los sistemas de calefacción más comunes y conocidos en el mercado. El funcionamiento es muy sencillo, no es necesaria una instalación especial y funcionan conectándose  a la red eléctrica. Se trata de instalaciones seguras, no requieren gran mantenimiento y permiten la regulación de la temperatura.

Los tipos de calefacción eléctrica más comunes son:

  • Bombas de calor. Se trata de sistemas de calefacción de aire acondicionado con doble funcionalidad: aire caliente en invierno y aire frío en verano. Necesitan una inversión inicial baja, permiten la regulación de la temperatura, distribuyen el calor de forma rápida y uniforme.
  • Suelo radiante. Este tipo de sistemas de calefacción (y refrigeración) funciona gracias al calor que emanan las tuberías instaladas bajo el pavimento de una vivienda. El suelo radiante trabaja a temperaturas más bajas que otros sistemas por lo que conlleva un ahorro de energía notable, además ayuda a disminuir las emisiones de CO2.
  • Emisores termoeléctricos. Son los conocidos como radiadores de aceite. Emiten calor gracias a un aceite térmico que se calienta a través de la corriente eléctrica. Es un tipo de sistema que no requiere instalación previa y aunque se apaguen siguen emitiendo calor durante horas.
  • Convectores eléctricos. Este sistema de calefacción calienta el aire por medio de unas resistencias enchufadas a la corriente eléctrica. Al pesar el aire caliente menos que el frío, éste asciende y calienta las estancias de la vivienda de forma muy rápida.
  • Estufas. Las estufas son el sistema más cómodo ya que no requiere ningún tipo de instalación, además consumen poco y resultan económicas.

 

Calefacción por gas y gasóleo

 

La calefacción por gas es uno de los sistemas más comunes en España y Mallorca. El combustible que utiliza puede ser el gas natural, el butano o el gasóleo. Distinguimos dos tipos de calefacción por gas:

  • Calderas de gas y gasoil. Uno de los aspectos más positivos de este tipo de calefacción es que ofrece calefacción y permite obtener agua caliente sanitaria (normalmente). Las calderas de gas son muy eficientes pero no en todos los lugares cuentan con infraestructuras para hacer llegar el gas. Las calderas de gasóleo utilizan un combustible más contaminante y requieren un depósito de gasoil. Ambas opciones son ideales para zonas muy frías y requieren un mantenimiento (link post mantenimiento)obligatorio por ley.
  • Radiadores de agua. Este tipo de calefacción puede funcionar por medio de dos sistemas . A través de la combustión del gas natural en una caldera o por medio de sistemas de biomasa. 

 

Calefacción por biomasa

 

La calefacción por biomasa es un sistema de calefacción que utiliza la biomasa, una fuente de energía renovable, como pueden ser los pellets o la madera. El calor en este caso se genera a través de la combustión por biomasa a través de un circuito de agua.  

 

Calefacción geotérmica

 

La calefacción geotérmica es uno de los tipos de calefacción más eficientes, aunque poco asentados en nuestro país. Pero, ¿cómo funciona? 

Este tipo de calefacción utiliza la energía que se almacena bajo la tierra, una forma ecológica de aprovechar la energía del subsuelo. Su único inconveniente es la gran inversión inicial que necesita.

 

Calefacción solar

 

La calefacción solar, ya más conocida, utiliza los rayos del sol y los convierte en energía eléctrica o térmica, permitiendo usar su calor tanto para la calefacción, como para calentar el agua. Podemos distinguir dos tipos:

  • Energía solar térmica. En este caso por medio de paneles solares que capturan la radiación solar y la convierten en energía térmica.
  • Energía solar fotovoltaica. Los paneles, en esta ocasión transforman de manera directa la radiación solar en energía eléctrica por medio del efecto fotovoltáico de las células fotovoltáicas.

Si necesitas ayuda o consejo acerca de los tipos de calefacción para tu hogar, no dudes en llamarnos al  971 754 784 y solicitar tu presupuesto personalizado si así lo deseas.

Deja un comentario

Abrir chat
👋 ¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?