Escríbenos

info@climatek.es

¿Quieres saber qué tipos de suelos radiantes elegir? En este artículo te lo explicamos. ¿Necesitas que te lo instalemos? Contáctanos.

Tipos de Suelos Radiantes, ¿Cuál elegir?

En los últimos años, la calefacción por suelo radiante se ha convertido en uno de los sistemas con mayor demanda a nivel mundial, gracias al alto confort que logran aportar y las ventajas que ofrece el suelo radiante. Actualmente, estos climatizadores se dividen en diferentes tipos de suelos radiantes, con el fin de adaptarse a las exigencias particulares de cada vivienda.

Por ello, si deseas instalar un nuevo sistema de calefacción dentro de tu hogar, conocer las cualidades que cada suelo radiante puede ofrecerte o el mejor suelo para un suelo radiante te resultará importante. De esta forma podrás elegir aquél capaz de adaptarse tanto a tu presupuesto, como a las necesidades de tu familia.

 

¿Qué son los Suelos Radiantes?

 

Un suelo radiante es un sistema de climatización ideado para ser integrado dentro del suelo o paredes de una residencia, contando así con una red interior capaz de generar calor. Generalmente, esta calefacción se divide en dos grandes tipos de suelos radiantes: aquellos que funcionan con cableado eléctrico, y los que son alimentados por agua.

En ambos casos, los suelos radiantes cumplen la función de concentrar energía térmica en el interior del suelo, y expandirla en forma de calor a lo largo de la estancia. Con ellos, la climatización de las zonas termina siendo totalmente uniforme y sin siquiera notar su presencia.

 

¿Qué tipos de suelos radiantes hay?

 

Adaptados a las diferentes exigencias de los consumidores, los suelos radiantes actualmente se dividen según sus fuentes de energía en dos grupos, los suelos radiantes eléctricos y los hidráulicos.

Como es de esperarse, ambas clases de suelo radiante cumplen la función de climatizar los hogares con eficacia, por lo que sus diferencias se reducen a cualidades técnicas. Echa un vistazo a su explicación detallada:

 

Suelo radiante eléctrico

 

El funcionamiento del suelo radiante eléctrico es, como su nombre lo indica, un sistema de calefacción capaz de generar calor a través de una red de cables conductores, alimentados por energía eléctrica. Este, al igual que el suelo radiante por tuberías, posee la capacidad de transmitir el calor de forma homogénea a lo largo del suelo.

Los suelos radiantes que funcionan con cableado eléctrico suponen el avance de la tecnología frente a los mecanismos de calefacción convencionales. Aun así, su alto gasto energético lo obliga a quedarse atrás, si se le compara con propuestas mucho más ecológicas.

Al momento de su instalación, estos tipos de suelos radiantes son colocados sobre mantas aislantes, o bien, material elaborado con polietileno. Luego se extienden por todo el suelo de la zona que se desea abarcar, para finalmente calentarse con la energía eléctrica proveniente del hogar. 

Los lapsos de instalación del suelo radiante eléctrico en casa suelen resumirse a un máximo de 5 días, resultando fácil de aplicar y con un coste de inversión inicial reducido. Aun así, como es de esperarse, este tipo de calefacción genera un consumo energético mayor que aquellos alimentados por agua, por lo que las facturas finales suelen ser elevadas.

 

Suelo radiante hidráulico

 

Los suelos radiantes por tuberías son de los sistemas más eficaces. Para su instalación, se colocan tubos de plástico de polietileno en las capas interiores del suelo, las cuales, luego serán tapizadas con un mortero de cemento que funcionará como aislante.

Los suelos radiantes hidráulicos logran transmitir el calor de manera mucho más estable que otras calefacciones, sobre todo si trabaja por periodos prolongados.

Del mismo modo, el agua conducida a través de las tuberías es previamente calentada por calderas alimentadas a gas, convirtiéndose en el mecanismo de calefacción con mayor ahorro energético.

Por si fuera poco, el proceso de circular agua a altas temperaturas permite a estos tipos de suelos radiantes la posibilidad de retener energía. Disminuyendo así el consumo convencional de la caldera, y ahorrando un 20% de energía eléctrica.

Generalmente, un suelo radiante hidráulico suele suponer una inversión inicial mayor, además de lapsos de instalación prolongados si se compara con los suelos eléctricos. Aun así, su capacidad de ahorro a largo plazo y su estabilidad de calefacción lleva a los usuarios a preferirlos por encima de la competencia.

 

¿Qué suelo radiante elegir?

 

Cuando de suelos radiantes se habla, comparar aquellos que son alimentados por electricidad con los que funcionan mediante flujo de agua no es una tarea fácil. Ambos poseen cualidades imprescindibles que los convierten en aliados ideales.

Aun así,  la eficacia de estos tipos de suelos radiantes puede variar según las exigencias propias de cada vivienda y el uso regular que se desee darles.

Los suelos radiantes eléctricos son una opción perfecta para climatizar espacios pequeños, o bien, para aquellos individuos quienes poseen un presupuesto inicial reducido.

Generalmente, estos ofrecen la opción de ser instalados rápidamente en viviendas finalizadas, sin la necesidad de realizar remodelaciones de gran tamaño. Una gran diferencia si se le compara con aquellos alimentados por agua, pues la instalación de las tuberías y calderas suelen convertirse en un proceso complejo.

Por otro lado, si lo que estás buscando es calentar tu hogar entero con un suelo radiante capaz de trabajar por periodos prolongados sin descanso, los hidráulicos serán tu mejor opción.

Estos no sólo te ofrecerán una cobertura mucho más amplia, sino que además, lograrás ahorrar una buena suma de dinero en facturas de electricidad. Beneficiando tanto al bolsillo, como al planeta.

 

Te instalamos el suelo radiante en Palma de Mallorca

 

Elegir un sistema de climatización nuevo para tu hogar nunca es tarea fácil, y menos si se habla de los diferentes tipos de suelos radiantes. Para ello, no sólo deberás tener en cuenta tu presupuesto, sino además, las características propias de tu vivienda que podrían facilitar o dificultar la instalación de los mismos. Somos instaladores de suelos radiantes en Palma de Mallorca con más de 20 años de experiencia.

Por esta y muchas razones más, en Climatek nos encargamos de ofrecerte un equipo de técnicos especializados en sistemas de climatización. Estos serán capaces de guiarte antes, durante y después de la instalación, evitando posibles fallas y gastos extra a futuro.

Contáctanos sin compromiso por Whatsapp haciendo click en el botón de abajo a la derecha o llamándonos al 971 754 784. 

Deja un comentario

Abrir chat
👋 ¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?